Saltar al contenido

¿Cuándo debo usar cubrezapatos?

Los cubre-zapatos vienen en muchas formas y tamaños para una variedad de aplicaciones. La elección del cubre-zapatos apropiado depende del trabajo que usted va a hacer y del ambiente del lugar de trabajo.

  • ¿Necesita que los cubre-zapatos sean antideslizantes o antirresbaladizos?
  • ¿Deberían sus cubiertas de zapatos ser hechas para que se ajusten a los zapatos o botas regulares también?
  • ¿Cuáles son las normas de trabajo relativas a los protectores para calzado?

Todas estas preguntas deberán ser contestadas para determinar qué cubrezapatos de protección necesitará y cuándo deberá usarlos.

Hay muchas industrias que utilizan protectores de calzado desechables. Los hospitales, veterinarios, clínicas estéticas etc… son quizás uno de los lugares de trabajo más conocidos donde se requiere que los empleados usen cubiertas protectoras para el calzado. Sin embargo, los entornos industriales como los talleres de pintura, fontanería o la industria química, también requieren que los empleados usen cubiertas protectoras para el calzado.

La idea es proteger no sólo sus zapatos del daño, sino también proteger el lugar de trabajo. La suciedad puede adherirse a los zapatos y ser llevada al interior. Los pacientes, pueden sufrir una contaminación y agravarse su situación, ya que son sensibles al estar enfermos. También sirven para proteger a los trabajadores de posibles contaminaciones de productos químicos que puedan corroer la piel o ensuciar o romper sus zapatos.

Los protectores de zapatos desechables también deben cambiarse cuando los empleados se mueven de una habitación a otra, ya que pueden evitar la contaminación cruzada de materiales y bacterias cambiando los cubrezapatos cuando se mueven de un trabajo a otro.

Al simplemente cambiar los cubrezapatos desechables, se ahorra tiempo ya que el empleado no tiene que lavar sus zapatos, y también se reduce drásticamente la posibilidad de contaminación, ya que cualquier bacteria que pudiera haber estado presente en el material de la planta se habría quedado en el cubrezapatos, no en los zapatos de los empleados.

Los trabajadores en hospitales y tiendas donde los pisos son de material resbaladizo necesitarán usar cubiertas de zapatos con una suela antideslizante. Dependiendo del material de la cubierta del zapato, pueden ser resbaladizos.

Los cubre-zapatos deben ser antideslizantes pero también deben ser de un tamaño adecuado. Los cubre-zapatos vienen en tamaños pequeños, medianos y grandes y los empleados deben escoger los cubre-zapatos que más se ajusten a su tamaño de zapato.

 El uso de cubiertas de zapatos que son demasiado grandes aumentará el riesgo de accidentes. Por otro lado, los cubre-zapatos que son demasiado pequeños pueden no cubrir completamente el zapato. Es importante asegurarse de que los cubre-zapatos se ajusten bien para que funcionen correctamente.

Consulta la normativa de su lugar de trabajo para conocer las reglas específicas de los cubrezapatos. La OSHA a menudo tiene regulaciones específicas para los cubre-zapatos basadas en el ambiente de trabajo.

Es necesario que  los empleados estén familiarizados con las normas del momento. Usa protectores de zapatos para proteger su lugar de trabajo, sus zapatos y para mantenerlo seguro mientras trabaja.