Saltar al contenido

¿Las mascarillas detienen la propagación de enfermedades transmitidas por el aire?

La evidencia sugiere que, cuando está enfermo, el uso de una mascarilla desechable con filtro puede ayudar a proteger a otros de enfermarse. Probablemente, hacerte con una de ellas disminuirá tus posibilidades de infectarte y de contagiar a alguien.

Con la llegada de las técnicas moleculares modernas confirmó que las mascarillas quirúrgicas pueden, en efecto, proporcionar una buena protección contra la gripe, pero existe la posibilidad de mejorar nuestra seguridad, ya que a dia de hoy existen nuevos tipos de mascarillas desechables .

En un estudio realizado en 2013, los investigadores contaron el número de partículas de virus en el aire alrededor de los pacientes con gripe. Descubrieron que las mascarillas quirúrgicas disminuían 25 veces la exhalación de grandes gotas virales, es decir, eran efectivas pero en otro estudio con las mascarillas desechables con filtro, la efectividad aumento hasta en un 95% más.

Las mascarillas tradicionales, fueron menos eficaces contra las “finas gotitas virales” que pueden permanecer suspendidas en el aire durante más tiempo y por tanto son más infecciosas, es por ello que a día de hoy se recomienda usar el filtro en las mascarillas con la intención de no contagiarse.

¿Son efectivas las mascarillas con filtro?

Las mascarillas ofrecen una protección bastante buena para el preocupado. Según un estudio que fue realizado a 446 enfermeras, los investigadores descubrieron que las mascarillas quirúrgicas eran tan buenas, o casi tan buenas, como las que tenian filtro, pero para protegerse contra la gripe era necesario un dispositivo de algo más de alta tecnología, parecido a una mascarilla con filtro.

Conclusión

Si no tienes una mascarilla con filtro, o no quieres usarla, estar al menos a dos metros de distancia de una persona infectada aumentará tus posibilidades de mantenerte saludable. El aire que rodea a las personas enfermas, incluso si no están tosiendo o estornudando, está cargado de pequeñas partículas infecciosas en aerosol, y cuanto más lejos estés de ellas, mejor.

Lavarse las manos con frecuencia, por supuesto, también es fundamental para mantenerse sano, ya que tocar los ojos, la nariz o la boca teniendo los dedos infectados, puede transmitir la infección.